27 abril 2012

Sangre y cornadas en el ruedo

Bombazo de López Simón en la Maestranza: oreja sangre y oro y cornada; y un buen toro de Núñez del Cuvillo, condenado al ostracismo de los corrales por la perspicacia de quienes enlotan; un sobrero, un excluido, se erigió en rey de la tarde. Ese toro debiera haber sido destinado a José Tomás si él y Cuvillo no se hubieran devuelto las cartas y todo lo demás: incluido el rosario de la madre. Los redondos de rodillas de López Simón, la estocada y el agujero que le roturó el muslo, quedarán en la historia de esta Feria. Los toros vacíos y blandos de remos. Más blandos que yo, que ya es decir. Se desmonteraron Trujillo y Curro Javier, que compartieron saludos con Luis Blázquez, un tercero de lujo: colocación con el capote y eficacia con los palos. 

El bombazo de la Feria de Abril ha sido, con diferencia, la pregunta que Zabala de la Serna planteaba en esta página: ¿Y si José Tomás volviese con El Juli? Un interrogante tiene a veces la fuerza de un aserto. Enhorabuena, Vicente. Has dejado, hace tiempo, de ser Zabalita, como cariñosamente te llamaban al llegar a esta envenenada profesión; te lo has currado y sobran diminutivos. Si Zabala se pregunta si torearán juntos El Juli y Tomás, es que van a torear juntos. Veremos qué dicen El Flautista y El Maestro descabellador, que dirán, por supuesto, lo que manden sus jefes. En lo que discrepo de Vicente es en la condición de torero antisistema que atribuye a Tomás. No puede ser antisistema quien cobra lo que cobra, lo cual condena a otras partes del sistema a la indigencia, aunque dinamice la Fiesta y reviente la reventa. Que vuelva con El Juli es lo mejor que puede ocurrir. Ambos a dos plantaron cara hace unos años en Las Ventas a los Choperita, que tuvieron que pagarles el doble para que no se cayeran de San Isidro. 

Ese doble, por exigencia de la Comunidad, le valió a don José Antonio un año de prórroga en Las Ventas: negocio redondo. Me lo confirmó Esperanza Aguirre en la cena del Paquiro. Doña Espe dijo, «es verdad, pero si lo publicas lo desmiento». Con un par. Es un secreto a voces. Bienvenido el cartel que profetiza Zabala, pero a ver cómo, cuándo y dónde. Esto, con los debidos respetos y salvando distancias siderales, me recuerda la Guerrilla de Palomo Linares y El Cordobés que hicieron el ridículo por gaches y talanqueras y a los que un Zabala Portolés, valiente y sobrado, dejó con el culo al aire. Manzanares, superior con unos toros vacíos. Nadie va a hacerle sombra esta temporada; de tanto matar recibiendo se le ha olvidado matar al volapié. Morante, condenado a trabajos forzados por la cornada de López Simón, superior con la capa. La tarde se fue oscureciendo y se nubló el cielo azul Murillo de la Maestranza al que sólo gana en belleza el azul Vélázquez de Las Ventas. Con perdón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario