04 abril 2013

Vodafone ya está detrás de una Red de fibra en España

Vodafone España ha lanzado una petición de ofertas a los fabricantes de equipos de telecomunicaciones para construir una red de fibra óptica hasta el hogar en España.

El proceso, que en inglés se denomina RFQ (Request for Quotation), se realizó la semana previa a la pasada Navidad. El plazo para la presentación de ofertas finalizaba el pasado 14 de enero.

Los fabricantes que han presentado ofertas económicas para el suministro de equipos han sido Alcatel Lucent y los grupos chinos ZTE (que se ha adjudicado el concurso para proveer los equipos para la futura red de fibra de Jazztel) y Huawei. Alcatel Lucent y Huawei son los grupos que más experiencia tienen en España en el suministro de equipos para estas redes, puesto que son los suministradores de Telefónica.

Vodafone ya había realizado el pasado verano una petición informal de ofertas a los principales fabricantes, pero sin concretar demasiado el volumen del proyecto. Ahora, por el contrario, el pliego de la petición de ofertas detalla que se prevé un despliegue en 1,5 millones de hogares, aunque no establece una zona ni una ciudad específica. El mercado espera que Vodafone escoja uno de los tres suministradores en un periodo de aproximadamente un mes.

De esta forma, el segundo operador de telecomunicaciones en España podría sumarse a la fiebre de las redes de fibra óptica hasta el hogar que se ha desatado en España después de que Telefónica acelerase su proyecto en 2012, al anunciar que acabaría el año con tres millones de hogares.

Tras el anuncio de Telefónica, realizado en abril del pasado año, Orange y sus ofertas en sepiembre de 2015, un proyecto para llevar la fibra a 1,5 millones de hogares en cuatro años, con una inversión de 300 millones de euros, aunque, por el momento, el proyecto está paralizado a la espera de alcanzar un acuerdo en las negociaciones que mantiene con Telefónica para compartir los tendidos verticales de cada edificio.

La iniciativa de Telefónica obligó a Jazztel a mover ficha y el 8 de octubre anunció un acuerdo con el exmonopolio para compartir tres millones de hogares (aportando 1,5 millones cada uno) y poco después anunció un acuerdo con la china ZTE, por el que esta financiaría hasta 450 millones de euros de los equipos que deben instalar.

La iniciativa de Vodafone, confirmada oficialmente por la compañía, no supone, sin embargo, que la operadora haya tomado una decisión definitiva acerca de protagonizar un despliegue propio. De hecho, hasta ahora, la postura oficial expresada por su presidente, Francisco Román, era reclamar una apertura de la red de fibra de Telefónica con precios intervenidos por el regulador para poder revender los servicios a precios más bajos que el exmonopolio y con unos precios mayoristas que le permitieran ser rentable. Sin embargo, el nuevo consejero delegado de Vodafone españa, el portugués Antonio Coimbra, ha asegurado que la operadora ofrecerá servicios de fibra óptica a sus clientes en España, aunque no se ha concretado el modelo. Por eso, Vodafone está hablando con todos los operadores y evaluando las posibilidades, una de las cuales es realizar un despliegue propio.

En cualquier caso, ese despliegue no es incompatible con un acuerdo con otro operador, ya que la propia Orange se mostró abierta, en junio pasado, a realizar una coinversión con uno o varios operadores para aumentar el alcance del despliegue y abaratar su coste.

Vodafone ha pedido ofertas de precios a Alcatel, Huawei y ZTE para comprar equipos destinados a desplegar una red de fibra hasta el hogar.

El pliego de la oferta de Vodafone prevé el despliegue de una red que proporcione servicio a 1,5 millones de hogares. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario