24 marzo 2016

Minicréditos online

Si no te queda más remedio que hacer frente a un gasto imprevisto, los créditos online e incluso los minicréditos, pueden ser la mejor solución para un gasto urgente. 

Pero hay unas preguntas y puntos dignos de tener en cuenta a la hora de establecer una hoja de ruta.

Hay que hacerse las siguientes preguntas antes de solicitar un crédito online.

¿Para qué necesito relamente el dinero? Los créditos rápidos están indicados sobretodo para situaciones en las que se necesita dinero de manera inmediata. Aunque las entidades financieras privadas no preguntan nunca para qué lo quieres, es determinante que no sean utilizados para compra tontas o para pagar otros créditos que ya se tenían anteriormente. 

Si no cabe la opción de que entres en un bucle de endeudamiento del que te resultará más difícil salir cada día que pase.

Y te preguntarás, pero existen otras opciones tal vez??. Piensa más que nada en la finalidad para la que vas a usar el dinero, ¿tal vez no has sopesado todas las opciones? Es probable que por las características de tu deuda sea más idóneo un crédito personal en el banco de tu barrio o una tarjeta de crédito.

Puedo devolver el dinero que he solicitado? Lo primero es analizar tus ingresos y tu capacidad de poder devolver el crédito. Si al pedir el crédito esto provoca que el mes que viene te veas obligado a pedir otro, es algo que te tienes que pensar más de una vez.

Una vez hayamos respondido a todas estas cuestiones, es la hora de escoger la entidad en la que vamos a solicitar nuestro crédito online rápido. Estos son algunos de los puntos que no debemos de perder de vista: leer las condiciones detenidamente. 

Antes de contraer un cualquier compromiso con una compañía de préstamos, leer todos los documentos, contratos y condiciones con detenimiento. Si hay algo que no entiendes, contacta con su servicio de Atención al Cliente para que te lo expliquen, que para eso están.

También es importante conocer los términos como el TAE (que es la tasa anual equivalente) para así poder comparar los distintos productos crediticios y decidir cuál se ajusta más a tus necesidades particulares. Los créditos rápidos son una buena opción, sobretodo para aquellas personas que necesitan cantidades de dinero no muy alta de forma inmediata. 

Como alternativa a los complicados procesos de los bancos y cajas tradicionales, han surgido diversos proveedores de pequeños créditos de forma rápida y sencilla que pueden suponer esa inyección de capital extra que un emprendedor necesita para hacer de su idea un hecho.

Estudia cuáles son las condiciones de cada entidad para solicitar el microcrédito. Una compañía que sea fiable te pedirá el DNI para comprobar que seas mayor de edad y que resides en España de forma legal. Es preciso también que demuestres tu solvencia de alguna manera y que tengas una cuenta bancaria en una entidad que opere en España. 

Para muchas de estas entidades no les importa que estés en la lista de ASNEF para conceder el préstamo rápido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario