19 mayo 2017

Que significa el puño alzado

El libre pensador me llama:
-¿Oyó usted -nos llamamos de usted- lo de Rajoy sobre las jóvenes y no obstante jefazas socialistas Leire Pajín y Bibiana Aído levantando el puño? ¿Por qué no lo comenta en su periódico?

-El periódico no es mío. Yo soy una humilde coartada de izquierda sensata en un diario de derechas, lo cual es mejor que ser una coartada de derecha extrema en un periódico de izquierdas. Si es que los hay. Eso ocurrió la otra semana y ahora lo que tocaría es comentar el Onze de Setembre...

-¡La fiesta nacional de una nación que no existe! Una sandez mucho mayor que la del puño y La Internacional: se comenta sola. A mí me pasma que el señor Rajoy, con su pinta de notario de cabello teñido del mismo color castaña que Berlusconi, diga que lo de esas chicas le parece «antiguo». Claro que es antiguo: decimonónico, como él. Lo grave es la pregunta que viene después: ¿qué pasaría si algunos militantes del PP o de otro partido aparecieran en público haciendo el saludo fascista?

-Eso ya lo glosó un editorial de este periódico. Alzar el brazo con el puño cerrado o la mano extendida simboliza violencia. Que es lo que define al fascismo, añado: blanco, azul, negro, pardo o rojo. Poniéndole nombres y cifras: Hitler, seis millones de judíos (y gitanos, siempre los olvidan); Stalin, 20 millones de rusos; Mao, 80 millones de chinos...

-Vale, sí, puño o mano alzada -incluso escondiendo el pulgar y abriendo los otros dedos para formar cuatro barras de sangre- simbolizan violencia física y son un anacronismo. ¿Pero qué me dice del sometimiento a normas vestimentarias o de comportamiento? Hincar levemente la rodilla cuando se saluda a la reina, inclinar la cabeza ante el rey, poner el Rey con mayúscula cuando nos referimos al de España y en cambio el rey (con minúscula) de Suecia? Arrodillarse en la iglesia, prosternarse como los musulmanes, ponerse kipa como los judíos; dirigirse al rey como Majestad mientras él suelta: «¿por qué no te callas?»; llevar traje azul oscuro y corbata mientras se critican los uniformes; proclamar que uno se siente català fins al moll de l'os o español hastra las cachas: dictaminar que la escuela funciona mal porque los alumnos tutean a los profesores y no ser cesado ipso facto como Defensor del Pueblo...

-¿Dónde quiere ir a parar?, observe que le llamo de usted
-A esto: levantar el puño es anacrónico, pero aceptar todo eso es seguir cantando el himno carlista: «Por Dios, por la Patria y el Rey murieron nuestros padres, por Dios por la Patria y el Rey moriremos nosotros también.»

-Al menos es una versión no heroica del himno.
-Sí: pacífica y resignada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario